Los 3 accidentes más comunes en la construcción

El mundo de la construcción está lleno de peligros para los trabajadores que desarrollan su trabajo en obras de todo el mundo. Esto es algo que salta a simple vista cuando se tiene en cuenta el número de accidentes laborales que se producen, aunque existan unas medidas de seguridad realmente efectivas. Por ello, aquí vamos a repasar los tres accidentes más comunes del pasado 2016.

Accidentes laborales más frecuentes en la construcción

El primer lugar de esta lista hay que dedicárselo sin ninguna duda a las caídas. Las obras ofrecen entornos complicados en los que los desniveles, las ventanas sin cerrar o los suelos irregulares crean las condiciones ideales para que no pase ni un día en el que no se produzca una caída de diversa importancia, por lo que se presentan como los accidentes más comunes que los trabajadores pueden sufrir en esta profesión.

Las caídas pueden ser tanto en el mismo nivel, situaciones que se derivan de tropiezos o resbalones, o desde altura. El primer caso no suele tener demasiada importancia, aunque no es infrecuente que se produzcan lesiones como fracturas de huesos por este tipo de accidente.

No obstante, el problema viene especialmente con las caídas de altura. Solamente hay que imaginar un entorno en el que el hueco de los ascensores está destapado o las ventanas ni siquiera están colocadas para imaginar el riesgo al que se exponen los trabajadores de la construcción.

El segundo grupo de accidentes más comunes es el que tiene que ver con la pérdida de la visión y lesiones en los ojos. Aquí los trabajadores sí que se enfrentan al riesgo de sufrir daños irreparables que incluso llegan a convertirse en incapacidades permanentes que no desaparecen en toda la vida.
Los ojos, pese a que se usen gafas de protección homologadas como las que son obligatorias en la mayoría de países, son zonas muy sensibles que están muy expuestas en las obras de todo el mundo.

Por ejemplo, el uso de agentes químicos como pegamentos o disolventes crea una situación de riesgo por contacto que hay que tener en cuenta. Pero no solamente estos productos son capaces de lesionar los ojos. El simple polvo que se levanta cuando se producen tareas de corte o taladrado es suficiente para incapacitar a un trabajador dañando sus ojos de forma permanente.

Los golpes tampoco deben ser ignorados, ya que cuando se producen en los ojos pueden llegar a causar lesiones permanentes que incluso incapaciten la visión del trabajador.

El último accidente es un poco más concreto, pero sucede en más ocasiones de las que se podría llegar a pensar. Se trata de las lesiones por electricidad, y es que electrocutarse es algo bastante común en el mundo de la construcción.

La existencia de maquinaria pesada en continuo funcionamiento y las instalaciones poco eficientes que hacen que la electricidad se convierta en algo peligroso son características frecuentes de un entorno laboral como el de la construcción. Además, tampoco es extraño que existan fugas de agua que pueden aumentar el riesgo de lesiones por electricidad.

Por todo ello, no debe extrañar que la corriente eléctrica se presente como otro de los principales problemas en una obra capaz de causar lesiones de bastante gravedad.
En conclusión, el año 2016 dejó estas situaciones como las más problemáticas en el mundo de la construcción, y es que accidentes en los ojos, por corriente eléctrica o por caídas se producen cada día en las obras de todo el mundo pese a que las medidas de seguridad sean las aconsejadas, y es que es imposible crear un entorno totalmente seguro en la construcción.

 

Si has sufrido un accidente, ya sea un accidente laboral o de otro tipo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Somos expertos en accidentes de tráfico y accidentes de todo tipo.

Introduzca los datos del formulario.

(*) Campos requeridos.

Nombre y Apellidos(*)

Correo electrónico (*)

Teléfono de contacto (*)

Asunto

Su Mensaje

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *