Indemnización por muerte en accidente de tráfico

Indemnización por muerte en accidente de tráfico

Cuando ocurre un accidente de tráfico, los lesionados tienen derecho a recibir una compensación monetaria por los perjuicios sufridos. Así mismo, cuando las heridas son tan graves que desafortunadamente causan la muerte del accidentado, sus familiares cercanos se convierten en beneficiarios de la correspondiente indemnización.

En estos casos, es necesario conocer la categoría de perjudicados, en donde se establece específicamente quiénes tendrán derecho legal a una compensación por la muerte de su ser querido. Este dato, así como los perjuicios demostrables, serán de especial interés durante los debidos procedimientos, para la valoración de la indemnización por causa de muerte en accidente de circulación.

En el presente texto, se encuentra toda la información básica pertinente a las indemnizaciones por muerte en accidente de tráfico. Sin embargo, es importante contactar con un buen abogado especialista para velar por su tranquilidad y hacer cumplir a cabalidad sus derechos.

¿Cuáles son las categorías de perjudicados por muerte en accidente de tráfico?

Los familiares que se consideran perjudicados al fallecer su ser querido y por lo tanto beneficiarios de la indemnización por accidente de tráfico, se dividen en cinco categorías: el cónyuge viudo, los ascendientes, los descendientes, los hermanos y los allegados.

Las personas que estén incluidas dentro de cualquiera de las mencionadas categorías se consideran perjudicadas, así como quien asuma de hecho y de forma continuada las funciones correspondientes a alguna categoría en concreto. Para entender mejor estas categorías, será necesario describirlas con más detalle. Además, es indispensable para saber cómo se indemniza el perjuicio personal básico.

El cónyuge viudo

 

El cónyuge viudo

Esta categoría hace referencia al esposo/a (ahora viudo/a) de la persona fallecida. Sin embargo, no podrá reclamar indemnización si se encontraban en proceso de divorcio o cualquier otra forma de separación legal, para lo que se considera equivalente la demanda de nulidad y la separación de hecho.

La indemnización se calculará según la edad de la víctima y la cantidad de años de convivencia. Para ello, se establece un valor fijo hasta los 15 años variando únicamente en función de la edad del accidentado, sumando un importe extra por cada año adicional. Se considerarán también los años de convivencia que tuvieran como pareja de hecho antes del matrimonio.

Por otro lado, es importante mencionar que, según la ley, se considera que sufre el mismo perjuicio el miembro supérstite de una pareja de hecho estable. Ya sea que esta se constituyera mediante un registro público, o que tuviera un tiempo de convivencia mínimo de un año inmediatamente anterior al fallecimiento. Este periodo de tiempo puede ser menor si tienen un hijo en común.

Los ascendientes

Los padres que han perdido a su hijo en accidente de circulación, tendrán derecho a una indemnización que varía en función de la edad del fallecido; considerando si tenía 30 años o más al momento de morir, siendo menor la cuantía en caso de mayor edad.

En el supuesto de que se diera una premoriencia del progenitor, cada abuelo perteneciente a la misma rama familiar recibirá una indemnización fija, sin importar la edad del nieto fallecido.

Los descendientes

Los hijos de la persona fallecida en un accidente de tráfico tendrán derecho a una compensación monetaria. El cálculo de indemnización se divide en tramos de edad contando en primer lugar a los niños hasta catorce años y disminuyendo considerablemente en relación a una mayor edad del perjudicado.

En caso de premoriencia de la descendencia directa, cada nieto de la misma rama familiar tendrá derecho a una indemnización por un monto fijo, sin variar en función de la edad del perjudicado como si ocurre con los hijos.

Los hermanos

Cada hermano de la víctima recibirá una compensación fijada en función de su propia edad al momento del deceso de su pariente. Esta será menor si el perjudicado tiene más de 30 años de edad.

Los allegados

Aquellas personas que, sin entrar dentro de las categorías antes mencionadas, convivieran familiarmente con la víctima durante un mínimo de 5 años y sean cercanas en afectividad o parentesco, recibirán una indemnización fijada por la ley.

¿Cuál es el perjuicio personal, particular y patrimonial?

La indemnización por accidente de tráfico que corresponde a los familiares y allegados de la víctima, es calculada en base a la distinción de tres tipos de perjuicio; el personal básico, el personal particular y el patrimonial.

  • Perjuicio personal básico: Es la indemnización que corresponde a cada perjudicado, básicamente por la pérdida del ser querido.
  • Perjuicio personal particular: Es el resarcimiento de perjuicios que responden a criterios específicos según las circunstancias familiares que incrementan la indemnización correspondiente por perjuicio personal básico. Así mismo, hace referencia al resarcimiento de cualquier perjuicio relevante, no contemplado dentro de las reglas y límites preestablecidos, el cual es considerado excepcional.
  • Perjuicio patrimonial: Se considera así a la pérdida económica que representa el fallecimiento de la víctima para quienes dependían de sus ingresos, como lucro cesante. Se distingue también el daño emergente, por el cual los perjudicados reciben una cantidad fija más el resarcimiento de los gastos razonables causados por el deceso del accidentado.

Puesto que el perjuicio personal básico corresponde a todas las personas mencionadas en las categorías de perjudicados, a continuación se explicará a detalle, únicamente el perjuicio personal particular y el perjuicio patrimonial.

¿Qué situaciones son consideradas perjuicio particular?

Es importante conocer los criterios únicos bajo los que se considera necesario resarcir el perjuicio particular, así como el excepcional por causa de muerte en accidente de tráfico. Por ello, se mostrarán a continuación las circunstancias señaladas en la ley para la indemnización por este perjuicio.

Los montos indicados, se podrán sumar, dependiendo del caso, al perjuicio personal básico. Además, no son excluyentes entre sí y de ser procedente son acumulables, es decir que pueden aplicar varios en una misma persona. Por otro lado, es importante resaltar que para los allegados solo aplicará el perjuicio particular por discapacidad física, intelectual o sensorial del perjudicado.

Discapacidad física, intelectual o sensorial del perjudicado

 

Discapacidad física, intelectual o sensorial del perjudicado

La indemnización por este concepto, tiene como fin resarcir la alteración perceptible que provoca el fallecimiento de la víctima de un accidente en circulación, en la vida del perjudicado que sufra de discapacidad, ya sea física intelectual o sensorial.

Esta compensación procede solo si el grado de discapacidad sea como mínimo del treinta y tres por ciento. Dependiendo del caso, se incrementará el perjuicio personal correspondiente entre un veinticinco y un setenta y cinco por ciento. Dicho incremento se decidirá considerando la intensidad de la alteración, el grado de discapacidad del perjudicado y su edad.

Convivencia del perjudicado con la víctima

La convivencia previa al accidente con la persona fallecida constituye un perjuicio particular, salvo para el cónyuge y perjudicados menores de 30 años, en cuyo caso ya se encuentra ponderada como parte del perjuicio personal básico. En lo que respecta a los padres de la víctima, la indemnización aplica si el hijo tuviera más de 30 años de edad.

Siempre que haya convivencia entre la víctima y los abuelos o nietos, el perjuicio personal básico presenta un incremento del perjuicio personal básico, con la suma de un monto fijo establecido. En los demás casos, si la víctima tenía más de 30 años y convivía con el perjudicado (hijo o hermano), se debe resarcir el perjuicio particular.

Perjudicado único de su categoría

Este apartado, hace referencia al perjudicado que sea hijo único, hermano único, progenitor viudo o abuelo viudo. En estos casos, se presenta un incremento del 25% en la cuantía correspondiente al perjuicio personal básico.

Perjudicado familiar único

Esta indemnización se atribuye al único familiar de la víctima fallecida, a quién le corresponderá un incremento del 25% del monto establecido en la tabla 1.A. Adicionalmente, se deberá sumar el porcentaje referente al perjudicado único en su categoría.

Fallecimiento del progenitor único

Entran dentro de este tipo de perjuicio, los hijos de la víctima fallecida que previo al accidente tuvieran únicamente un progenitor vivo. El aumento por este perjuicio puede ser de 25% o del 50%, variando en función de la edad del indemnizado. Si el o los hijos tienen más de 20 años, le corresponderá un 25%. En caso de ser menores, un 50%.

Fallecimiento de ambos progenitores en el mismo accidente

En caso de que ambos progenitores murieran por causa del accidente. Se presentará un incremento de la cuantía por perjuicio personal básico del 70% por cada progenitor, para aquellos hijos hasta los 20 años y del 35% para los hijos mayores de 20 años.

Fallecimiento del único hijo

Los progenitores que perdieran a un hijo único en el accidente, recibirán un incremento por perjuicio particular del 25% sobre el monto establecido por perjuicio personal básico, recordando que el mismo varía en función de la edad del fallecido.

Fallecimiento de víctima embarazada con pérdida de feto

El perjuicio particular por el fallecimiento de una persona embarazada con pérdida del feto corresponde al cónyuge de la víctima y se indemniza con un monto fijo establecido según la etapa de gestación del feto, incrementando significativamente si tenía más de 12 semanas.

Perjuicio Excepcional

Se considera así a aquellos perjuicios particulares que no sean contemplados dentro de las demás categorías. Estos son indemnizados siguiendo criterios de proporción y se permite un incremento máximo del 25%.

¿Qué es el perjuicio Patrimonial?

Se trata de todo perjuicio al patrimonio de los perjudicados por razón del fallecimiento a causa de accidente de tráfico. Se distinguen, dos categorías principales que son el daño emergente (gastos que se deben hacer debido a la muerte de la víctima) y el lucro cesante (ingresos que se dejan de percibir al morir el accidentado).

Daño emergente

El daño emergente contempla un perjuicio patrimonial básico con una cantidad fijada en la tabla 1.C, por concepto de gastos razonables relacionados al fallecimiento de la víctima.

Este involucra la manutención de los perjudicados, gastos de desplazamiento, alojamiento y otros similares. Dicho monto se puede incrementar en caso de que los gastos sobrepasen la cuantía fija, pero deben ser justificados.

Además, se tienen en consideración los gastos específicos como el traslado del fallecido, funeral y repatriación de la víctima. Sin embargo, es importante que todos estos se justifiquen con factura.

El lucro cesante

Se entiende de esta manera a la pérdida de ingresos netos, que padecen los perjudicados que dependían económicamente de la víctima fallecida. El monto indemnizable surgirá de un cálculo de los ingresos en promedio de la víctima.

¿Cómo se valora la indemnización por muerte en accidente de tráfico?

Para la valoración de indemnizaciones a causa de muerte, se utilizan los Baremos de tráfico, los cuales se actualizan cada año por lo que es importante conocer los cambios que se hacen anualmente. En estos se distinguen las tres clases de perjuicio ya mencionados, así como las categorías de perjudicados quienes serán considerados beneficiarios de la correspondiente compensación.

Tablas del baremo del año 2020

Para conocer las cuantías actuales de la indemnización por muerte en accidentes de circulación, puedes revisar el Baremo del Año 2020. En éste, se presentan tres tablas que muestran los valores de los perjuicios antes mencionados.

  • Tabla 1.A: Figuran las cuantías correspondientes en el perjuicio personal básico.
  • Tabla 1.B: Contempla el incremento correspondiente referente a los perjuicios personales particulares y excepcionales.
  • Tabla 1.C: Indica las cuantías de los perjuicios patrimoniales.

Tabla 1.A. Perjuicio personal básico

El perjuicio personal básico, como se puede apreciar en esta tabla, corresponde a todas las categorías de perjudicados por la muerte a causa del accidente de tráfico. A continuación, podrás ver las cuantías que debe percibir cada uno.

Categoría 1. El Cónyuge viudo:

Hasta 15 años de convivencia, si la víctima tenía hasta 67 años: 93.973,52 euros.

Hasta 15 años de convivencia, si la víctima tenía desde 67 hasta 80 años: 73.090,51 euros.

Hasta 15 años de convivencia, si la víctima tenía más de 80 años: 52.207,51 euros.

Por cada año adicional de convivencia o fracción con independencia de la edad de la víctima: 1.044,15 euros.

Categoría 2. Los Ascendientes

A cada progenitor, si el hijo fallecido tenía hasta 30 años: 73.090,51 euros.

A cada progenitor, si el hijo fallecido tenía más de 30 años: 41.766,01 euros.

A cada abuelo, sólo en caso de premoriencia del progenitor de su rama familiar: 20.883,00 euros.

Categoría 3. Los Descendientes

A cada hijo que tenga hasta 14 años: 93.973,52 euros.

A cada hijo que tenga desde 14 hasta 20 años: 83.532,01 euros.

A cada hijo que tenga desde 20 hasta 30 años: 52.207,51 euros.

A cada hijo que tenga más de 30 años: 20.883,00 euros.

A cada nieto, sólo en caso de premoriencia del progenitor hijo del abuelo fallecido: 15.662,25 euros.

Categoría 4. Los Hermanos

A cada hermano que tenga hasta 30 años: 20.883,00 euros.

A cada hermano que tenga más de 30 años: 15.662,25 euros.

Categoría 5. Los Allegados

A cada allegado: 10.441,50 euros.

Tabla 1.B. Perjuicio personal particular

Esta clase de perjuicio considera tanto la relación familiar como el estado de dependencia que pueda existir entre los perjudicados y la víctima fallecida. A continuación, se muestran las cuantías contempladas en el Baremo 2020.

  1. Discapacidad física o psíquica del perjudicado previa o a resultas del accidente: del 25% al 75%.
  2. Convivencia del perjudicado con la víctima:
  • A cada progenitor, si el hijo fallecido tenía más de 30 años: 31.324,51 euros.
  • A cada abuelo, en su caso: 10.441,50 euros.
  • A cada hijo que tenga más de 30 años: 31.324,51 euros.
  • A cada nieto, en su caso: 7.831,13 euros.
  • A cada hermano que tenga más de 30 años: 5.220,75 euros.
  1. Perjudicado único de su categoría: 25%.
  2. Perjudicado único familiar: 25%.
  3. Fallecimiento del progenitor único:
  • A cada hijo que tenga hasta 20 años 50%.
  • A cada hijo que tenga más de 20 años: 25%.
  1. Fallecimiento de ambos progenitores en accidente:
  • A cada hijo que tenga hasta 20 años: 70%.
  • A cada hijo que tenga más de 20 años: 35%.
  1. Fallecimiento del único hijo: 25%.
  2. Fallecimiento de víctima embarazada con pérdida de feto:
  • Si la pérdida tuvo lugar en las primeras 12 semanas de gestación: 15.662,25 euros.
  • Si la pérdida tuvo lugar a partir de las 12 semanas de gestación: 31.324,51 euros.
  1. Perjuicio Excepcional: Hasta 25%.

Tabla 1.C. Perjuicios patrimoniales

  1. Perjuicio patrimonial básico

Sin necesidad de justificación (cantidad por cada perjudicado): 417,66 euros.

Gastos con necesidad de justificación que excedan del importe anterior: Su importe.

Gastos específicos (Gastos de traslado del fallecido, entierro, funeral y repatriación): Su importe.

  1. Tablas de lucro cesante

Estas tablas varían en función de diferentes aspectos, por lo que será necesario consultar con su abogado especialista. Sin embargo, se contempla el perjuicio de cada categoría de perjudicado en las siguientes tablas.

Del cónyuge: Tabla 1.C.1.

Del cónyuge con discapacidad: Tabla 1.C.1.d.

Del hijo: Tabla 1.C.2.

Del hijo con discapacidad: Tabla 1.C.2.d.

Del progenitor: Tabla 1.C.3.

Del hermano: Tabla 1.C.4.

Del hermano con discapacidad: Tabla 1.C.4.d.

Del abuelo: Tabla 1.C.5.

Del nieto: Tabla 1.C.6.

Del nieto con discapacidad: Tabla 1.C.6.d.

Del allegado: Tabla 1.C.7.

Del allegado con discapacidad: Tabla 1.C.7.d.

Preguntas Frecuentes

A continuación, se muestra la lista que contiene las preguntas frecuentes relacionadas a la indemnización por muerte en accidente de tráfico y sus respectivas respuestas.

Si una mujer embarazada pierde la vida con el feto en un accidente de tráfico ¿existe la posibilidad de obtener una indemnización?

Si, el cónyuge de la mujer embarazada tiene derecho al pago de una indemnización por este perjuicio. Los montos a reclamar, son fijados en los Baremos de tráfico y varían en relación a la etapa de gestación del feto.

De esta forma, si la muerte del feto se da durante las primeras 12 semanas de gestación, la compensación es de 15.662,25 Euros.

Así mismo, si el suceso se da en el periodo de gestación a partir de las 12 semanas, la indemnización es de 31.324,51 Euros.

¿Me cubren los gastos de viaje, si debo trasladarme a otro país por el fallecimiento de mi hermano a causa de un accidente de tráfico?

Si, al ser familiar directo del fallecido, puede reclamar su derecho de indemnización por los gastos ocasionados debido al traslado hacia el lugar donde residía la víctima. Así mismo, los gastos derivados por alojamiento y manutención también están cubiertos. No obstante, el importe a reclamar deberá ser justificado por medio de las facturas correspondientes.

Si resido con mi padre y mi madrastra ¿Puedo recibir una indemnización por la muerte de ella a causa de un accidente de tráfico?

De acuerdo a la ley 35/2015, del 22 de septiembre, si eres un allegado de la persona fallecida en el suceso vial, tienes derecho de realizar un reclamo de indemnización por muerte en accidente de tráfico. Esto se debe a que, al tener un vínculo con la madrastra, la norma jurídica antes mencionada lo toma en cuenta entre los beneficiarios de la misma.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *