Indemnizaciones por accidentes de tráfico

Las indemnizaciones en los accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico son una realidad en cualquier parte del mundo y, las personas que se ven envueltos en estos, suelen sufrir ciertos daños. Los cuales son meritorios de una indemnización en atención a la responsabilidad que tenga cada uno de los sujetos involucrados en los hechos.

Ahora bien, todo accidente de tráfico trae consigo consecuencias legales, tanto en el campo penal, como en el civil, dependiendo de las circunstancias del asunto. Para el último caso, existe un Real Decreto Legislativo 8/2004 de 29 de octubre. El mismo aprueba el texto refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor (De ahora en más, LRCSCVM).

Contenidos de esta sección ocultar

En este sentido, cuando una persona es la causante de un accidente, será civilmente responsable del mismo. No obstante, si cuenta con un seguro obligatorio de responsabilidad civil, su aseguradora será la que se encargue de cubrir todos los daños causados a las víctimas. Siendo estas últimas las beneficiarias de la indemnización de no tener culpabilidad alguna en el siniestro.

Por otra parte, la víctima no solo será merecedora de una indemnización por las lesiones sufridas en el accidente. También podrá recibirla por los daños materiales acaecidos en el mismo, como pudiesen ser la destrucción del vehículo u otro bien mueble.

¿Quiénes son los beneficiarios de una indemnización por accidente de tráfico?

Las personas que serán beneficiarias de una indemnización por accidente, serán aquellas que se encuentren en los siguientes casos:

  • Los pasajeros de los vehículos involucrados.
  • El conductor que no tuvo la responsabilidad total en el accidente de tráfico.
  • El ciclista que sufrió lesiones por un accidente al manejar por un área permitida.
  • El peatón herido tras ser colisionado por un vehículo cuando cruzaba por el paso de cebra.
  • Peatón que fue lesionado al ser golpeado por un rodado cuando cruzaba por un área no permitida. Si en dicho caso hay concurrencia de culpas, podrá reclamar una indemnización, pero solo un porcentaje dependiendo del grado de culpabilidad que haya tenido.
  • El pasajero de un transporte colectivo que esté involucrado en un accidente de tráfico.
  • Los conductores de los vehículos involucrados en el accidente, siempre y cuando ambos tengan responsabilidad en el siniestro (concurrencia de culpas).

Ahora bien, las víctimas del accidente de tráfico podrán reclamar la indemnización a la aseguradora del responsable del mismo. Para ello, lo mejor es contratar los servicios de un abogado especialista en accidentes de tráfico, pues es el ideal para realizar la respectiva reclamación.

Si bien los honorarios del precitado profesional pueden resultar un obstáculo para el lesionado, es menester indicar que su propia aseguradora puede cubrir los mismos. Por lo que, si la persona tiene contratado un seguro que posea la póliza de defensa jurídica, los servicios del abogado especialista podrían incluso salirle gratis.

¿Qué es lo primero que debería hacer la víctima de un accidente de tráfico para recibir una indemnización?

La víctima debería solicitar los servicios de un abogado que tenga una especialización en indemnizaciones por accidentes de tráfico. El mismo será el aliado ideal para reclamar la compensación que le corresponda por los daños sufridos en el siniestro. Puesto que conoce en su totalidad los aspectos legales más importantes en torno a las leyes que rigen la materia y no dudará en usarlas a favor de su cliente.

Aunado a lo antes mencionado, la amplia experiencia teórica y práctica de un abogado especialista en accidentes de tráfico, evitará que la víctima tenga que pasar por arduos trámites burocráticos. Pues sabrá con exactitud como actuar en determinados asuntos con el fin de que esta sea resarcida de forma justa.

¿Quién tiene la culpa en un accidente de tráfico?

En un accidente de tráfico, el culpable será siempre aquel que lo haya causado en su totalidad. Sin embargo, también se puede dar el caso de que las partes involucradas en el siniestro compartan la culpa, pues contribuyeron de alguna forma a que este se materializara.

A este respecto, la culpa concurrente debe ser demostrada en un juicio. De otro modo, si solo uno de los involucrados es responsable, deberá responder por los daños causados al contrario.

En cambio, si ambos son culpables, cada uno responderá por los daños provocados al otro, siendo sus respectivas aseguradoras, las encargadas pagar la indemnización. Siempre y cuando cuenten con un seguro obligatorio de responsabilidad civil.

Por otra parte, dependiendo del grado de culpabilidad que tenga cada parte en el siniestro, la indemnización será menor o mayor. De no existir un acuerdo extrajudicial, lo más recomendable es resolver el asunto ante los tribunales para que sea el juez quien determine el nivel de responsabilidad que poseen en el accidente.

¿Cuáles son los supuestos en los que hay responsabilidad civil en un siniestro?

 

Cuáles son los supuestos en los que hay responsabilidad civil en un siniestro

La responsabilidad civil en materia de accidentes de tráfico está regulada en la LRCSCVM. En dicho instrumento jurídico se establece un conjunto de supuestos en los que la misma se materializa, y que a continuación serán mencionados:

  • Son civilmente responsables todos y cada uno de los conductores de vehículos a motor que provoquen daños físicos y materiales a terceros. Tal precepto se extiende a aquellos individuos que se encuentren en España como nacionales. Sin embargo, si se demuestra, con pruebas fehacientes, que la víctima fue la causante del siniestro, el conductor del rodado será exonerado. Lo mismo ocurrirá si se logra probar que el accidente se produjo por un mal funcionamiento del vehículo, o por una causa extraña ajena a este.

Lo antes mencionado se encuentra contemplado en la precitada LRCSCVM, y se concatena con lo establecido en los artículos 1902 del Código Civil. Sumado a lo abordado en el 109 del Código Penal.

  • Es posible que, habiéndose demostrado la responsabilidad de la víctima en el accidente de tráfico, su indemnización sea reducida hasta un 75%. La misma abarcará no solo las lesiones temporales que haya sufrido con ocasión al siniestro, si no también, los gastos por fallecimiento y secuelas.

En este orden de ideas, la ley es enfática en establecer que la culpabilidad de la víctima puede derivar de un acto negligente. Siendo el más conocido, la violación flagrante de las normas de tráfico y de seguridad, como el uso incorrecto del cinturón de seguridad, o simplemente no hacerlo, carecer de algún objeto que le proteja, etc.

  • Aquella persona dueña de un vehículo, será civilmente responsable por todo aquel daño, físico o material, que provoque el conductor del mismo. No obstante, debe existir una vinculación entre ambos según lo establecido en el artículo 1903 y 120.5 del Código Civil y Penal, respectivamente.

Si el propietario del vehículo logra probar que hizo cuánto pudo para evitar que los prenombrados daños no se produjeran, no acarreará con la responsabilidad. Por lo que será fundamental que cuente con las pruebas de que obró de forma diligente.

Por su parte, si el dueño del rodado carece del seguro obligatorio al que hace referencia la LRCSCVM, será responsable civilmente por los daños provocados por el conductor. Sin dejar de lado que éste último también cargará con la responsabilidad por sus acciones.

Sin embargo, es importante aclarar que, si el propietario del vehículo a motor logra probar que se lo sustrajeron, no tendría ninguna responsabilidad.

  • Cuando haya menores de 14 años no conductores del vehículo involucrado en el siniestro, o sujetos que posean deficiencias físicas, intelectuales, sensoriales u orgánicas, la indemnización que les corresponda, no será afectada. Dicho de otro modo, si sufren lesiones temporales o secuelas en el accidente, la compensación correspondiente no será suprimida o reducida, aunque exista culpa absoluta o concurrente por parte de los mismos.

Así mismo, la aseguradora que cancele la indemnización a los sujetos antes mencionados, no podrá intentar una acción de repetición contra sus padres o tutores. O en un sentido más amplio, contra cualquier individuo que legalmente esté a cargo de estos.

No obstante, si se prueba que existió dolo en la consecución del accidente de tráfico, y en el daño producto del mismo, lo antes dicho no sería aplicable. Tampoco, si la víctima no actúa de una forma adecuada para impedir que empeore su estado de salud. O si existe una violación manifiesta en la disminución de las lesiones por parte de la misma.

¿Para qué sirve un atestado policial en un accidente de tráfico?

El atestado policial no es más que un documento en el cual se colocan las declaraciones de las partes que se encuentren involucradas en el accidente. Igualmente, la de los testigos que hayan presenciado lo sucedido.

La utilidad del atestado en un juicio es amplia, pues servirá como una prueba fehaciente en un proceso de reclamación de indemnización. De allí la necesidad de que la víctima del siniestro llame inmediatamente a un policía para que acuda al sitio y levante tal instrumento.

Por otro lado, en el cuerpo del documento también se suelen añadir fotografías en torno al accidente de tráfico. Como, por ejemplo, de los daños provocados a los vehículos o de las lesiones sufridas por las partes.

¿Qué se conoce como oferta motivada?

Es aquella que realiza la aseguradora del causante del siniestro a la víctima, en la que ofrece una cantidad de dinero que está dispuesta a pagar por conceptos indemnizatorios. La cual se supeditará al daño que haya provocado su asegurado en el accidente.

Ahora bien, la aseguradora cuenta con 3 meses para presentar la oferta motivada. Dicho plazo comenzará a correr desde la fecha de la recepción de la reclamación de indemnización efectuada por la víctima del accidente. Tal como lo establece la LRCSCVM en su artículo 7, numeral 2:

“2. En el plazo de tres meses desde la recepción de la reclamación del perjudicado, tanto si se trata de daños personales como en los bienes, el asegurador deberá presentar una oferta motivada de indemnización si entendiera acreditada la responsabilidad y cuantificado el daño, que cumpla los requisitos del apartado 3 de este artículo. En caso contrario, o si la reclamación hubiera sido rechazada, dará una respuesta motivada que cumpla los requisitos del apartado 4 de este artículo”.

En este orden de ideas, si la aseguradora no cumpliese con lo contemplado en el mencionado artículo, incurrirá en mora, por lo que deberá pagar intereses.

Finalmente, la indemnización podrá ser entregada directamente a la víctima. Si por alguna razón no pudiese hacerse de dicho modo, la aseguradora procederá a depositarla en la cuenta bancaria del tribunal que sigue el caso de reclamación.

¿Qué son los intereses moratorios en un caso de accidente de tráfico?

En los accidentes de tráfico, los intereses moratorios son aquellos que derivan del incumplimiento de la aseguradora de los plazos y pagos de las indemnizaciones a los que hace referencia la LRCSCVM.

En este sentido, si transcurren 2 años sin que la compañía de seguros del culpable del siniestro pague la indemnización de la víctima, causará un interés moratorio que no estará por debajo del 20%.

Por su parte, si no pagase la indemnización desde la fecha en la que ocurrió el accidente y pasado que fueran 2 años, el interés moratorio sufrirá un incremento de hasta un 50%.

No obstante, la aseguradora no tendrá que pagar los intereses moratorios de los supuestos anteriormente nombrados, si en un plazo de 3 meses logra cancelar la indemnización al lesionado. O si lo deposita en el tribunal donde se lleva el caso.

¿Qué se entiende por Consorcio de Compensación de Seguros?

Se entiende por Consorcio de Compensación de Seguros, aquel organismo de carácter empresarial y público que está incorporado al Ministerio de Economía y Hacienda. Siendo una de sus funciones, entre muchas, responder por los daños ocasionados a las víctimas de un accidente provocado por un conductor sin seguro.

En este sentido, la LRCSCVM, en su artículo 11, recoge todas las funciones que posee el Consorcio de Compensación de Seguros.

¿Cuáles son los tipos de indemnizaciones existentes?

En el contenido de la Ley LRCSCVM, más específicamente en el título IV, capítulo II, se establecen tres tipos de indemnizaciones, los cuales son las siguientes:

  • Indemnizaciones por causa de muerte.
  • Indemnizaciones por secuela.
  • Indemnizaciones por lesiones temporales.

¿Cuáles son los aspectos más resaltantes de los tipos de indemnizaciones?

Existes diversos aspectos que resultan por demás interesantes en torno a los tipos de indemnizaciones. Por ello, a continuación, serán mencionados los más resaltantes:

  • En primer lugar, para el establecimiento del monto de la indemnización, no se tomará en cuenta la edad si el responsable del accidente es un niño.
  • Las tablas que figuran en el baremo de accidentes, se utilizan para determinar el monto de la indemnización que le correspondería a la víctima lesionada. Luego de valorar los daños que la misma haya sufrido en el siniestro.
  • Es importante saber la edad de la víctima tras el accidente de tráfico, pues resulta esencial a los efectos de calcular la indemnización que merece mediante el baremo correspondiente.
  • Los gastos por la atención médica deben ser cancelados por la aseguradora del causante del siniestro, independientemente de que haya pagado las demás indemnizaciones que figuran en las tablas. Las cuales están como anexos en la Ley 35/2015, de 22 de septiembre.
  • La víctima lesionada debe poseer un informe médico, pues con el mismo se establecerá el nexo causal existente entre las lesiones y el accidente de tráfico. Lo que incluirá las secuelas producto del mismo, así como los daños cervicales.
  • Las indemnizaciones serán otorgadas dependiendo del caso, esto es, si se le produjo la muerte a la víctima, lesiones permanentes o temporales, y finalmente, secuelas.
  • No existe ningún tipo de discriminación hacía las víctimas de un accidente al momento de realizar al cálculo de la indemnización por daños morales. Por lo que el monto que recibirán será de acuerdo a un estudio realizado en torno a aspectos laborales, familiares y económicos.
  • En la tabla 1.A del baremo de accidentes, se establece quienes son los perjudicados en caso de deceso de la víctima tras el accidente de tráfico. En el primer lugar, se encuentra el cónyuge viudo, seguido de los ascendientes, descendientes, hermanos y allegados del fallecido.
  • Si la víctima del accidente sufre lesiones temporales y no pudiese laborar a causa de las mismas, tendrá derecho a reclamar una indemnización. El monto que recibirá por tal concepto, será el de los salarios devengados el año inmediatamente anterior al siniestro. De no poder hacerse de dicha forma, se hará un estimado de lo que haya recibido en los últimos tres años antes de la ocurrencia de los hechos.
  • Es posible que, luego de que las partes así lo acordasen, se cambie la indemnización por una renta vitalicia a través de los tribunales. No obstante, esto solo se podrá realizar cuando se haya producido algún cambio en las circunstancias del accidente.

Lo anteriormente mencionado aplica igualmente si la víctima sufrió, con el paso del tiempo, algún problema físico a raíz de las lesiones causadas en el siniestro.

¿Es indemnizable el daño corporal sufrido en un accidente de tráfico?

 

Es indemnizable el daño corporal sufrido en un accidente de tráfico

Sí, todo daño corporal que haya sufrido la víctima del accidente, deberá ser indemnizado, y la encargada de cubrir la compensación será la aseguradora del responsable del mismo. Sin embargo, para demostrar la existencia de las lesiones, será indispensable un informe médico emanado de un profesional de la medicina.

Por otra parte, la Ley 35/2015, de 22 de septiembre será necesaria para la valoración de las lesiones, de cara a la determinación del monto correspondiente por concepto de indemnización por las lesiones percibidas por la víctima. Para ello, se hará uso de los anexos que se encuentran en la misma, los cuales contienen, a su vez, una serie de tablas que servirán para cumplir el propósito antes mencionado.

En lo que respecta a las tablas, en estas figuran las cuantías de las indemnizaciones que las víctimas de un accidente tienen derecho a recibir. Las cuales dependerán del tipo de daño físico que haya sufrido la misma.

Por último, las indemnizaciones no solo cubrirán todas aquellas lesiones que la víctima sufrió en el siniestro, también abarcará los gastos provenientes de la asistencia médica que se le hayan brindado.

¿Es posible ser indemnizado tras la muerte de un familiar en un accidente de tráfico?

Sí, si la víctima de un accidente muere en el lugar de los hechos, o al ser atendida de emergencia en un centro de salud, sus familiares podrán reclamar una indemnización. El monto por tal concepto, será determinado con ayuda del baremo de accidentes.

¿Una mujer puede ser indemnizada si pierde en un siniestro al bebé que llevaba en su vientre?

 

Una mujer puede ser indemnizada si pierde en un siniestro al bebé que llevaba en su vientre

Sí, sí una mujer se encontraba embarazada en el momento en el que se produjo el accidente de tráfico, y pierde al feto, tiene derecho a reclamar una indemnización. Podrá igualmente hacerlo si, desconociendo su embarazo, se somete a un análisis médico, tras el siniestro, donde se le indique que deberá dar fin al mismo. Dicha reclamación podrá intentarla directamente contra la aseguradora del causante.

¿Me indemnizarán si sufro daños y perjuicios a raíz de un accidente de tráfico?

Por supuesto, si las lesiones sufridas en el accidente producen un deterioro en la calidad de vida de la víctima, que le impide trabajar, deberá ser indemnizada. Sin embargo, primero deberá demostrar de forma fehaciente que dichos daños le han provocado un perjuicio económico importante.

En este sentido, sin importar si el trabajador es autónomo o dependiente, si sufrió daños y perjuicios en el accidente, y no es el responsable en su totalidad del mismo, puede reclamar una indemnización.

Por otra parte, cuando se trate de un accidente de tráfico donde la víctima lesionada sea un trabajador autónomo, la pérdida económica sufrida por la imposibilidad de trabajar, se conoce como lucro cesante.

¿Puedo solicitar una indemnización si sufro lesiones en un accidente de tráfico estando dentro de un transporte público?

Sí, cualquier persona que se encuentre dentro de un transporte público y sufra lesiones a causa de un accidente de tráfico, podrá solicitar una indemnización. La reclamación correspondiente deberá intentarse contra el causante del siniestro, la aseguradora de la empresa dueña del rodado colectivo, o el conductor del mismo. Dependiendo de las circunstancias en las que se produjo el hecho y la responsabilidad que tengan los involucrados.

El lesionado recibirá una indemnización por el Seguro Obligatorio de Viajeros, y también por el de responsabilidad civil. En el primer caso, lo cubrirá la aseguradora de la compañía dueña del rodado, mientras que, en el segundo, será la compañía de seguros del causante del siniestro. Pudiendo la víctima, en todo caso, recibir hasta dos compensaciones diferentes que se complementan.

¿Existe algún reglamento en materia de Seguro Obligatorio de Viajeros?

Sí, el Seguro Obligatorio de Viajeros se encuentra regulado en el Real Decreto 1575/1989, de 22 de diciembre. Por lo que cualquier empresa que sea propietaria de transportes públicos, se deberá ceñir a lo contemplado en dicho ordenamiento jurídico.

Por otra parte, también regula la materia de indemnizaciones por accidente de tráfico, cuyos beneficiarios serán aquellos pasajeros que sufran lesiones en el siniestro. Siempre y cuando prueben que contaban con el billete de transporte para el momento de la ocurrencia de los hechos.

Asimismo, el reglamento antes mencionado tiene como anexo un baremo en el cual figuran las cifras por indemnización a las que tendrán derecho las víctimas de un accidente en transporte público. No obstante, las mismas dependerán de los daños que haya sufrido estas.

Además de la indemnización que recibirán por el Seguro Obligatorio de Viajeros, también serán beneficiarias de la compensación por la responsabilidad civil del conductor culpable del accidente. Es decir, podrán recibir dos indemnizaciones que no se excluyen de ninguna forma.

¿Qué es el procedimiento de juicio de faltas?

Es un procedimiento muy corto y rápido ya que se reserva para casos penales que no revisten de una gran importancia. Como, por ejemplo, accidentes causados por conductores imprudentes que solo provocaron lesiones físicas a las víctimas.

En este procedimiento, las víctimas no estarán obligadas a contar con un abogado especialista en accidentes, aunque lo más recomendable, a los efectos de una defensa eficiente, es contratar a uno.

¿Cuáles son los detalles más importantes del procedimiento de juicio de faltas?

En lo que refiere al procedimiento de juicio de faltas, hay detalles muy importantes que hay que conocer:

  • En primer lugar, las denuncias deben interponerse en un plazo de 6 meses, tiempo que correrá desde la fecha en la que la víctima sufrió las lesiones en el siniestro.
  • El especialista del tribunal donde se lleve el caso, o un forense, será el encargado de realizar un informe médico, previa solicitud de la víctima o de oficio. En este figurarán los detalles de las lesiones percibidas por esta en el accidente.
  • Tras la denuncia efectuada por la víctima lesionada, el responsable del siniestro será notificado de la misma.
  • El denunciante debe establecer, en la denuncia, la cifra que está dispuesto a recibir por concepto de indemnización. A este respecto, el lesionado debe estar seguro del monto, pues si gana el juicio, el juez solo se limitará a decidir en base a este.
  • Se debe probar la existencia de un vínculo causal entre el accidente y las lesiones sufridas por la víctima. Por ello es importante recabar muchas pruebas documentales antes de realizar la denuncia.
  • Se debe poseer un informe médico que indique las lesiones sufridas en el accidente. Esta prueba le permitirá reclamar a la víctima las indemnizaciones a las que tenga derecho de acuerdo al tipo de daño percibido. Además, en el mismo se plasman los tratamientos médicos que debería recibir.

¿Cuánto tiempo tiene la víctima de un siniestro para reclamar una indemnización ante los tribunales civiles y penales?

La víctima cuenta con un año para realizar la reclamación de indemnización a través de los tribunales civiles, cuyo período iniciará desde el momento en que ocurrió el siniestro.

En cuanto a los tribunales penales, posee solo 6 meses para hacerlo, y al igual que en el caso anterior, comenzará a correr dicho lapso desde el instante en el que se produjo el accidente.

¿Por qué nos consideramos los mejores abogados especializados en accidentes de tráfico?

 

Por qué somos los mejores abogados especialistas en accidentes de tráfico

Porque la firma de abogados a la que pertenecemos se ha encargado de resolver miles de casos a lo largo de los años. Poseemos, pues, un gran equipo de profesionales con un amplio conocimiento teórico y práctico encaminado a la consecución del fin último, obtener una justa indemnización para el cliente. Por lo que garantizamos a cada uno de estos, nuevos o antiguos, una solución rápida y eficaz de su caso para que pueda continuar con su vida felizmente.

Asimismo, procuramos que el cliente se sienta lo más cómodo posible, pues nos preocupamos por su bienestar y la de sus allegados. De modo que un abogado especialista en accidentes de tráfico, tomará todos los recaudos necesarios para cumplir con dicha meta. Aunado a ello, usará los ordenamientos jurídicos vigentes y demás herramientas legales para poder llevar a cabo una excelente reclamación de indemnización.

Finalmente, pondremos a disposición de la persona que haya contratado nuestros servicios, la información oportuna en torno al caso. Por lo que se le informará sobre los montos que le correspondería por las lesiones sufridas en el accidente, una vez que estas hayan sido evaluadas oportunamente.

Preguntas frecuentes

Se mostrarán, a continuación, un total de 5 preguntas frecuentes las cuales están basadas en el tema previamente desarrollado en el presente artículo. De querer plasmar alguna duda que no se encuentre en este apartado, le invitamos cordialmente a que la deje en la caja de comentarios. En poco tiempo le será respondida por un abogado especialista en accidentes.

¿Qué es lo que se debe hacer al sufrir un accidente de tráfico?

Un gran número personas, luego de sufrir un accidente de tráfico, no saben qué hacer por el estado de conmoción y shock en el que se encuentran tras lo ocurrido. Lo principal, en dicho caso, es buscar de alguna forma contactar y contratar los servicios de un profesional del derecho especializado en accidentes de tráfico e indemnizaciones. Éste le informará que, para resolver su caso, existen dos vías:

  • La primera, la vía extrajudicial, en la cual el abogado contratado buscará la manera de llegar a un acuerdo con la aseguradora del causante del siniestro. Para que, de esta forma, la víctima pueda cobrar una justa indemnización en la brevedad posible, evitando así, un largo procedimiento judicial.
  • La segunda, la vía judicial. En caso de no lograrse un acuerdo con la aseguradora, el abogado acudirá ante los tribunales civiles o penales y realizará la reclamación de indemnización.

¿Una persona recibirá una indemnización si en un accidente de tráfico sufrió un perjuicio estético?

Sí, si una persona sufre lesiones en un accidente que afectan su aspecto físico, podrá exigir una indemnización. La misma servirá para cubrir los gastos que deriven de todas las intervenciones quirúrgicas a las que se deba someter para subsanar el daño provocado.

Adicionalmente, si el perjuicio estético es permanente, la indemnización que recibirá el lesionado será superior.

¿Quiénes son los que se benefician de la indemnización por el Seguro Obligatorio de Viajeros?

Todas las personas que se encuentren en los supuestos que serán mencionados a continuación, se beneficiaran del Seguro Obligatorio de Viajeros, y, en consecuencia, de la indemnización que otorga:

  • Los pasajeros que estén en el transporte público y sufran daños físicos a consecuencia del accidente.
  • Los viajeros del transporte público que sufran daños físicos, al subir o bajarse del mismo.

Ahora bien, es importante aclarar que además de los mencionados anteriormente, las personas deben haber comprado el billete de transporte antes de subirse al rodado para recibir tales beneficios. Si un menor de edad se sube al mismo, no tendrá que comprarlo para estar asegurado, pues estará igualmente cubierto.

Por otra parte, sin importar quien haya sido el responsable del accidente de tráfico, los pasajeros del transporte público podrán reclamar una indemnización. Si el culpable fuere la empresa dueña del vehículo, y no tuviese contratado el Seguro Obligatorio de Viajeros, la víctima será indemnizada por el Consorcio de Compensación de Seguros. No obstante, éste último podrá intentar una acción de repetición contra el causante del siniestro.

Para finalizar, los pasajeros que sufran lesiones por el consumo excesivo de alcohol o drogas, o que realicen actividades contrarias a la ley, no serán indemnizados.

¿Los viajeros de un transporte colectivo cuentan con algún seguro al comprar el billete de transporte?

Sí, a todo pasajero de un transporte colectivo se le otorga un billete de viaje el cual le provee un Seguro Obligatorio de Viajeros. De manera que, al tenerlo, estará asegurado ante cualquier lesión o daño material que sufra en un accidente de tráfico dentro del mencionado rodado.

¿Seré indemnizado si sufro lesiones en un accidente de tráfico?

Si no tuvo responsabilidad alguna en el accidente de tráfico, o solo un porcentaje, será indemnizado por las lesiones que haya sufrido en el mismo. No obstante, para ello se deberá evaluar el daño, para que de esta forma se pueda estimar el monto que le correspondería como compensación.

En este sentido, es menester hacer mención de una serie de aspectos sumamente relevantes a tener presente en torno a lo mencionado anteriormente:

  • En primer lugar, se debe evaluar si las lesiones que sufrió la víctima le impiden o no continuar ejerciendo con normalidad sus actividades laborales dependientes. En atención a esto, recibirá una indemnización u otra.
  • Por su parte, cuando se trate de un trabajador autónomo, si sus lesiones le imposibilitan continuar trabajando, podrá reclamar una indemnización por lucro cesante.
  • Si las lesiones percibidas son leves o graves, percibirá una indemnización menor o superior, respectivamente.
  • Los daños psicológicos que sufra la víctima lesionada en el siniestro, serán igualmente indemnizables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *