Indemnización Por Accidente En Transporte Público

Sea por el precio de la gasolina, sea porque el tráfico y las escasas plazas de aparcamiento de las ciudades dificultan el uso del vehículo propio o sea por conciencia ecológica, lo cierto es que cada vez más utilizamos el transporte público, tanto para movernos por el interior de una ciudad, como para recorrer largas y medias distancias. Es cierto que los transportes públicos suelen sufrir menos accidentes que los transportes privados, sin embargo, con todo sufren accidentes en ocasiones. Las causas, como todo en esta vida, pueden ser bien diversas: desde el mal estado del vehículo, a una negligencia del conductor, pasando por una negligencia de la empresa o el mal estado de las vías.Sea como fuere, lo que nos interesa saber es todo lo relativo a la hora de reclamar una indemnización por accidente en transporte público.

Necesitarás un abogado de indemnizaciones

Indemnización por accidente en transporte público

La empresa transportista está obligada a contratar un seguro de responsabilidad civil y, puesto que utiliza un vehículo, también está obligada a contratar el correspondiente seguro obligatorio del vehículo. En muchos casos, los transportistas contratan la cobertura de asistencia jurídica, cuando no tienen sus propios abogados, por lo que a la hora de reclamar indemnizaciones a través de estos seguros es conveniente que contactes con un abogado de indemnizaciones.Ten en cuenta que en la mayoría de los casos los viajeros tienen derecho a reclamar indemnizaciones cuando sufren un accidente en un transporte público. En este sentido, tendrás derecho a reclamar una indemnización siempre que el accidente se produzca durante el viaje, al subir y bajar del transporte y al dejar o recoger el equipaje. Así, si un autobús se despeña, tendrás derecho a cobrar una indemnización. Y si al dejar tu equipaje el conductor cierra la puerta del maletero del autobús por error y recibes un golpe que te obliga a recibir tres puntos de sutura, también tendrás derecho a ser indemnizado.No obstante, hay circunstancias en las que el viajero no tendrá derecho a cobrar indemnización alguna. En efecto, siempre que se demuestre que el accidente se debió a la imprudencia del viajero en cuestión. Tal vez le dio por saltar todos los escalones del autobús de una vez, se tropezó con el cordón de las zapatillas que estaba desatado, se dio de boca contra el suelo y se rompió dos dientes. Este viajero no tendría derecho a reclamar indemnización alguna y menos si estaba ebrio.

En cualquier caso, la aseguradora del transportista siempre intentará que cobres la mínima indemnización por accidente en transporte público, por ello necesitarás un abogado de indemnizaciones para conseguir la indemnización que te corresponde realmente, esto es, la máxima posible.

El seguro obligatorio de viajeros

Los usuarios del transporte público, al comprar el billete que les permite viajar, están pagando, a la vez que el viaje, un seguro. Se trata del conocido seguro obligatorio de viajeros. Todos los transportistas están obligados a contratarlo y el usuario del transporte, al comprar el billete, firma un contrato con el transportista, el cual valida las coberturas de este seguro. Estas se reducen a los daños personales.El viajero tiene que tener presente que debe conservar el billete durante todo el trayecto, sobre todo en caso de que se produzca un accidente o sufra alguna lesión. Además, las indemnizaciones que se pueden reclamar con el seguro obligatorio del viajero son compatibles con otras indemnizaciones. Algo más que no hay que perder de vista es la cuantía de las indemnizaciones. En efecto, las indemnizaciones que se pueden reclamar a través del seguro de responsabilidad civil de la empresa y del seguro obligatorio del vehículo son muy superiores a las que se pueden reclamar mediante el seguro obligatorio de viajeros. De hecho, en estas últimas se igualan de forma ciega a todos los accidentados, al considerar menos variables. Por otra parte, como hemos dicho, estas indemnizaciones se reducen a los daños personales, no contemplando las indemnizaciones por daños materiales.En cualquier caso, cada accidente y cada accidentado tiene sus propias características y estas los hace particulares, por ello, a la hora de reclamar indemnizaciones por accidente en transporte público es conveniente que consultes a un abogado de indemnizaciones, que te asesore y te indique cual es el camino más conveniente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *