Las víctimas del accidente del autobús reclaman 12 millones

Han tenido que esperar casi siete años, pero ayer quedó visto para sentencia el juicio por el accidente ocurrido el 18 de mayo de 2003 en la carretera Trujillo-Cáceres. Un Renault Clio invadió el carril contrario y chocó contra un autobús de Auto-Res. El resultado fue dos muertos y 46 heridos. Se ha tratado de un juicio de faltas contra la conductora del turismo y contra el chófer del autocar. La 26 víctimas personadas solicitan una indemnización por accidente de 12 millones de euros. Cada abogado cuantifica las cantidades según los daños causados en el accidente y los gastos que han conllevado esas lesiones. La más cuantiosa es la de un millón de euros que solicita el letrado de una víctima con la amputación de un brazo. Fuentes cercanas a los abogados detallan que ya se han podido entregar más de dos millones en indemnizaciones por accidente. Ahora el juez tendrá que decidir sobre estas cantidades y el grado de responsabilidad de los dos acusados.

El abogado del conductor del autobús, José Luis Pérez Mena, asegura que ha quedado comprobado la «ausencia total de responsabilidad» de su cliente en el siniestro. Además, ratifica que si no hubiese sido por su forma de actuar, «las consecuencias hubiesen peores».
El abogado de la conductora del turismo, Javier Vega, volvió a defender la corresponsabilidad del accidente. «Entiendo que los dos conductores desplegaron actuaciones que desembocaron una en la causa del accidente y otra en los resultados». Reitera que no se le puede pedir la misma pericia a un conductor profesional, como el de Auto-Res, que uno que lleva un turismo. Además, indica que el autocar iba con un exceso de velocidad.
JAVIER SÁNCHEZ PABLOS | TRUJILLO
Indemnizacion por accidente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *