Cuando Tenemos Un Accidente De Tráfico Por Culpa De Un Perro Vagabundo

 

La existencia de perros vagabundos es algo lamentable desde diversos puntos de vista. También es peligroso, desde el punto de vista de la seguridad y la salud públicas.

Los perros, por más socializados que puedan estar, pueden ocasionar accidentes de tráfico. Cuando estos los sufren personas que conducen una motocicleta las lesiones pueden llegar a ser, en más casos de los que nos gustaría, demasiado graves.

Y en estos casos surge la duda, cuando es un perro vagabundo, ¿quién es el responsable del siniestro? ¿A quién corresponde indemnizar a la víctima? Desde luego al perro no. A continuación vamos a exponer dos posibildades. No obstante, nuestro consejo es que cuando se vea en tal situación contacte con un abogado accidente de tráfico. Como decíamos más arriba, vamos a ver dos posibilidades, respecto de la responsabilidad de un accidente de tráfico causado por un perro vagabundo.

En primer lugar, los perros vagabundos raramente nacen como tales. Es decir, en la inmensa mayoría de los casos tuvieron un dueño. De ser este el caso, se debe averiguar quién abandonó al perro. En muchas comunidades autónomas es obligatorio implantarle un chip al animal (se suele hacer en hurones, perros y gatos). Este chip incluye los datos del animal, así como los datos personales del dueño de la mascota. Si en su comunidad se aplica esta normativa, basta con que se localice el chip y se identifique al dueño del animal, quién lo abandonó. En este caso, la responsabilidad del siniestro recaería sobre el antiguo dueño del perro, si no realizó los trámites pertinentes ante la administración. En segundo lugar, es posible que la normativa respecto del chip del animal sea en algunas comunidades autónomas más laxa. En este caso puede ser que el perro que ocasionara el siniestro no lleve implantado el chip del que hemos hablado. Si esto es así, entonces el responsable del accidente (si fue ocasionado por el animal y no por una imprudencia del conductor del vehículo implicado), es la administración, al no hacerse cargo de los animales abandonados.

. Él sabrá que hacer al respecto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *